domingo, septiembre 07, 2008

De escribir

“I find myself saying briefly and prosaically that it is much more important to be oneself than anything else. Do not dream of influencing other people, I would say, if I knew how to make it sound exalted.” – Virginia Woolf, A Room of One’s Own

Hoy mientras corría pensé en cuál es mi objetivo al escribir. Creo que básicamente busco transmitir mi visión, mi experiencia. Y me doy por bien servida cuando noto que alguien visualizó lo que traté de expresar. Significa que escogí correctamente las palabras para describir las imágenes y sensaciones que traté de plasmar.

A veces me sorprendo cuando percibo que provoqué algo que no esperaba. En ocasiones logro identificar la parte del texto que logró crear esa impresión, otras no puedo explicar qué sucedió. En esos casos no me queda mas que suponer que algo de mi inconsciente conectó con el otro inconsciente en un nivel al que no logro acceder.

Esta reflexión surgió de ver una entrevista con la autora del libro “Comer, rezar, amar”. Aunque no he leído este libro, sé que ha sido traducido a más de 30 idiomas y ha estado en la lista de más vendidos por un año. En la entrevista que vi, varias personas hablaron de la influencia que tuvo el libro en sus vidas. Lo que más me gustó de la autora, Elizabeth Gilbert, fue su actitud. Ella escuchó lo que decía cada persona pero nunca se adjudicó los cambios que ellos hicieron, ni las modificaciones en sus conductas que los llevaron a distintos lugares. Su actitud fue de serenidad, recato, lo que en inglés nombran “unassuming”: a ella no le correspondían los triunfos de los otros, se alegró por ellos pero no se responsabilizó de esos cambios.

Lo que yo interpreto de su actitud es que las reacciones que provocan las palabras que escribimos no nos pertenecen, como tampoco nos pertenecen las palabras ya escritas. Las palabras que escribimos dejan de ser nuestras cuando las mostramos a otros. Lo que hagan ellos con éstas es de ellos, nunca de los que escribimos.

9 comentarios:

Mond dijo...

En la clase de redacción que estoy dando este semestre, hice un ejercicio para demostrar esto que tú dices: "Las palabras que escribimos dejan de ser nuestras cuando las mostramos a otros. Lo que hagan ellos con éstas es de ellos, nunca de los que escribimos."

Cada quien hace con ellas conexiones diferentes dependiendo de sus momentos de vida y de muchos factores más, por eso, cada quien hace de un texto lo que quiere... esa es la delicia y lo más exquisito de la relación entre un escritor y sus lectores.

BK dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BK dijo...

Entiendo perfecto lo que dices, leí el libro hace tres meses. Sucede precisamente lo que dices, fue generador de cambio, pero reconozco que soy yo la que lo logra. Más bien lo que leemos se convierte en herramientas, ya dependerá de cada quién lo que hace con ellas.

Lábani dijo...

hay que dejar que las letras dejen de ser "nuestras" y vuelen lejos, que se defiendan solas y si no están aptas para llegar hasta donde el sol se esconde, entonces que mueran... pues siempre habrá más para dar.

:)

DorisFM dijo...

Pues ahí está la magia de las letras, ¿no?

Ardilla/ Libelula dijo...

Qué cierto eso que escribes, me encanto.
Ademas, quiero leer ese libro tambien :)

Te mando un beso

Argüello dijo...

Me parece que le das demasiadas vueltas. El hecho es que no tiene sentido, caso ni motivación más allá de ti misma. No la hay: esos conceptos de los románticos de "la necesidad de escribir", de "la expresión del alma" y todos los etcéteras del mundo es una manera de escribir el concepto, no recuerdo si de kant, de que el arte en sí mismo no sirve para nada. Lo prefiero como parte de un placer absurdo, así, sin más sentido que sí mismo. Lo que haga con el lector, estimadísima Sylvia, francamente no es asunto tuyo.

.. lau .. dijo...

no siempre consigo seguir el hilo o lo que quien escribe intenta, a veces entiendo exactamente lo contrario a veces si puedo enfocarme y opinar como debe ser pero creo que todo esto se debe al diferente modo de ver las cosas de cada persona, lo que para mí es bueno, puede que para ti no y al revés.

A mi me gusta mucho tu manera de escribir, tus textos, aunque no siempre consiga la profundidad que tu nos prestas =D

Pillo dijo...

Blue una vez me dijo que las letras se defienden solas, me hizo muhco sentido, al final del dia, en la escritura, la lectura y la vida, cada quien es responsable de su mundo y sus cambios...